Home > Patologías > Pie > Deformidades de los Dedos

Deformidades de los Dedos

TENGO UNA LESIÓN

Accede a la zona afectada para conocer más acerca de tu lesión

Deformidades de los Dedos

¿Qué son?

Existen distintos tipos de deformidades de los llamados dedos menores del pie, es decir, del segundo al quinto dedo y, aunque popularmente se engloban todas dentro de la denominación de “dedos en martillo”, específicamente se distinguen:

  • Dedo en martillo: Se trata de una hiperflexión de la articulación interfalángica proximal del dedo con hiperxtensión de la articulación metatarso-falángica y de la interfalángica distal.
  • Dedo en garra: También denominado dedo en cuello de cisne. Es una hiperflexión de las articulaciones interfalángicas proximal y  distal del dedo con hiperextensión de la articulación metatarso-falángica.
  • Dedo en maza: hiperflexión de la articulación interfalangica distal del dedo.
  • Clinodactilia: desviación del dedo hacia lateral o medial.

Causas

Pueden ser de carácter congénito pero más frecuentemente son deformidades adquiridas acompañando a las metatarsalgias por insuficiencia del primer radio. También pueden ser de origen neurológico como el pie cavo, paresias, etc...

Síntomas

Además de la alteración anatómica especifica según el tipo de deformidad y  de la metatarsalgia a la que con cierta frecuencia acompañan, suelen presentarse también hiperqueratosis o callos en las zonas de máximo roce.

Tratamiento

El tratamiento conservador se basa, en fases muy iniciales y si la deformidad es reductible, en evitar los calzados estrechos y puntiagudos. Mejorar de forma activa y pasiva la movilidad de los dedos y utilizar dispositivos ortopédicos que intenten reducir la deformidad. Por desgracia, en la mayoría de las ocasiones las deformidades no son reductibles y los dispositivos ortopédicos, de diferentes composiciones y morfologías, sólo sirven para proteger las zonas de roce.

En caso que el paciente no tolere la deformidad, se recomendará el tratamiento quirúrgico. En función del tipo de deformidad se emplearán diferentes técnicas quirúrgicas como tenotomías, osteotomías de las falanges, capsulotomías o artodesis entre otras. Estas intervenciones pueden ser percutáneas o abiertas.

Para deformidades menores y menos rígidas se aplicarán intervenciones percutáneas, dejando las intervenciones abiertas para deformaciones importantes, muy rígidas o en las que haya que acortar el dedo. En ocasiones, es necesaria la colocación de alambres, también denominadas agujas de Kirschner, que se colocan de forma provisional y atraviesan todas las falanges del dedo. Posteriormente es necesaria la retirada de estas agujas. Este proceso se realiza de forma ambulatoria a las tres o cuatro semanas de la intervención.

La utilización del plasma enriquecido con factores de crecimiento PRGF®-Endoret®, favorecen la consolidación de las técnicas quirúrgicas aplicadas y disminuyen la reacción inflamatoria postquirúrgica.


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario. Si continuas navegando consideramos que aceptas estas cookies + info > x