Home > Información al paciente > Después de la Cirugía

Después de la Cirugía

TENGO UNA LESIÓN

Accede a la zona afectada para conocer más acerca de tu lesión

Después de la Cirugía

Una vez haya concluido la intervención quirúrgica, se te trasladará del quirófano a la Unidad de Recuperación Postanestésica (URPA), situada en el mismo Bloque Quirúrgico, donde pasarás un tiempo variable en función del procedimiento quirúrgico y de su recuperación (dolor, sangrado, etc.). 

El cirujano, a través de una llamada a tu habitación, comunicará a los acompañantes que la intervención ha concluido y que ya has sido trasladado/a a la URPA.

 

Instrucciones postoperatorias

Durante el ingreso recibirás diferentes tratamientos pudiéndose administrar tanto por vía venosa los primeros días, como por vía oral a medida que toleres alimentación.

Es importante que comuniques al personal de enfermería de la planta de hospitalización el control del dolor postoperatorio para que podamos ajustar la medicación analgésica.

Es posible que se te deje un dispositivo aspirativo para el drenaje sanguíneo, que será retirarado 24-48 horas tras la intervención. Así mismo se aplicará hielo en la zona intervenida para minimizar la inflamación postoperatoria.

Se realizarán las curas necesarias para mantener la herida seca y limpia y para comprobar que ésta evoluciona favorablemente. Durante los primeros días es importante que la herida esté seca por lo que hay que tener cuidado con el aseo y la ducha. En caso de que se moje, hay que preocuparse de secarla a conciencia con una toalla limpia a golpecitos o incluso con un secador de aire.

 

El día posterior a la intervención

Dependiendo del tipo de cirugía a la que hayas sido sometido puede que no sea necesario el ingreso hospitalario (procedimiento ambulatorio) o que ingreses durante al menos 24 horas.

Cuando se realice la primera cura se te colocarán vendajes más cómodos y finos que te permitirán comenzar con los ejercicios que nuestro equipo de fisioterapeutas de la Unidad de Fisioterapia Avanzada te prescribirán y enseñarán. El proceso inflamatorio tras la intervención es más intenso durante las primeras 24-36 horas y aunque progresivamente va disminuyendo, puede persistir unas semanas en función de la intervención a la que hayas sido sometido.

 

Rehabilitación

La rehabilitación comienza desde el momento en que puedes empezar a realizar ejercicios sencillos que te indicaremos desde el principio tanto los médicos como los fisioterapeutas. Estos últimos te visitarán durante el ingreso e instruirán, de manera sencilla y clara, en los ejercicios a realizar y en las precauciones y recomendaciones para desenvolverte en su vida cotidiana de manera cómoda y segura. A la vez, propondrán un programa de ejercicios para que realices en el domicilio hasta la retirada de los puntos con el fin de acelerar el proceso de recuperación.

Recuerda que tienes a tu disposición el servicio de nuestros fisiterapuetas de la Unidad de Fisioterapia Avanzada con los que puedes realizar la rehabilitación ambulatoriamente una vez se hayas salido del hospital. No dudes en contactar con ellos y preguntarles por los diferentes programas de rehabilitación.

 

En el momento del Alta

El día del alta serás visitado/a por uno de nuestros cirujanos que realizará la última cura, te explicará la medicación a tomar y te dará el Informe de Alta. También resolverá todas las dudas que puedas tener antes de volver a casa.

Te facilitaremos la fecha de la primera consulta para el control de la herida y retirada de grapas/puntos.

Antes de abandonar el hospital no olvides acudir a Admisión en la entrada principal para que se te de el alta administrativa.

 

Consejos de Viaje

Tal y como hemos comentado previamente, lo aconsejable es que acuerdes con alguien que pueda llevarte de vuelta a tu domicilio. Preferentemente si has sido intervenido de la extremidad inferior.

Tanto si el viaje de vuelta a su casa es largo y en coche o es en avión, aconsejamos que tengas en cuenta los siguientes consejos para disminuir la incomodidad y el riesgo de trombosis venosa (coágulos sanguíneos en las venas de las piernas):

  • Solicita asientos en el avión donde tengas suficiente espacio para poder estirar la pierna intervenida. Si lo necesitas podemos darte un informe recomendándolo.
  • Evita la ropa constrictiva.
  • Evita cruzar las piernas.
  • Cambia de posición con frecuencia mientras estés sentado/a.
  • Planifica paradas en el camino para poder andar y “estirar las piernas”.
  • Haz ejercicios isométricos con la pantorrilla y moviliza frecuentemente ambos tobillos a modo de “pisada de embrague”. Gíralos a uno y otro lado.
  • Hidrátate frecuentemente bebiendo agua y/o zumos.
  • Usa medias de compresión.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario. Si continuas navegando consideramos que aceptas estas cookies + info > x