Home > Patologías > Rodilla > Lesiones de los Ligamentos > Ligamentos Laterales

Ligamentos Laterales

TENGO UNA LESIÓN

Accede a la zona afectada para conocer más acerca de tu lesión

Ligamentos Laterales

¿Qué son?

El ligamento lateral interno discurre por el lateral interno de la rodilla. Tiene su origen en el epicóndilo femoral interno y se inserta en la parte interna de la tibia proximal. Este ligamento estabiliza la rodilla y limita la posición de valgo (tensión sobre la parte interna).

El ligamento lateral externo discurre por el lateral externo de la rodilla, teniendo su origen en el cóndilo femoral externo y se inserta en la parte externa de la cabeza del peroné. El ligamento lateral externo estabiliza la rodilla y limita la posición de varo (tensión sobre la parte externa).

Las lesiones de estos ligamentos consisten en un estiramiento excesivo o una ruptura parcial o completa de los mismos.

Causas

Los esguinces en los ligamentos laterales, se producen por giros bruscos de la rodilla con el pie apoyado, y por impactos en la rodilla. Depende de donde se produzca el impacto se puede lesionar un ligamento u otro:

Las lesiones en el ligamento lateral interno se producen por impactos sobre la parte lateral externa de la rodilla, provocando fuerzas sobre la posición en valgo (tensión sobre la parte interna).

Las lesiones en el ligamento lateral externo se producen por impactos sobre la parte lateral interna de la rodilla, provocando fuerzas sobre la posición en varo (tensión sobre la parte externa).

Síntomas

Los pacientes con lesiones o esguinces en los ligamentos laterales sienten dolor en la zona afectada. De localización e intensidad variable, pueden presentar hinchazón en la zona y pueden sentir inestabilidad según el grado de lesión.

Tratamiento

Si la lesión no presenta una importante gravedad (Grado I-II) se puede tratar con un tratamiento conservador como:

  • Aplicación de hielo en la zona afectada
  • Reposo
  • Rehabilitación
  • Terapia farmacológica como analgésicos y antiinflamatorios.
  • Terapia biológica con PRGF®-Endoret®.

En el caso de una lesión grave (Grado III), se optará por la intervención quirúrgica. Esta operación estará combinada con el uso de terapias biológicas como la aplicación de plasma rico en factores de crecimiento PRGF®-Endoret® para su reconstrucción.

Ligamentos laterales y PRGF®-Endoret® (Lesiones de Grado I-II)

Para este tipo de esguinces en los ligamentos laterales se pueden utilizar las infiltraciones de PRGF®-Endoret® en pacientes que precisen adelantar y asegurar la reparación de los mismos.

A continuación se enumeran unas recomendaciones generales para las infiltraciones de PRGF®-Endoret® percutáneas en el tratamiento conservador de los ligamentos laterales:

  1. Esterilización de la zona a tratar.
  2. Realización de infiltraciones percutáneas en los ligamentos, utilizando el control ecográfico como guía.
  3. Según el grado de lesión, se realizarán hasta tres infiltraciones con periodicidad semanal en condiciones de máxima asepsia. Éstas se aplicarán de forma ambulatoria en la Unidad de Terapia Biológica.
  4. Rehabilitación y fisioterapia para producir estímulos mecánicos que ayuden a la remodelización y reorientación del ligamento y las estructuras adyacentes.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario. Si continuas navegando consideramos que aceptas estas cookies + info > x