Home > Patologías > Rodilla > Lesiones de los Ligamentos > Ligamento Cruzado Anterior

Ligamento Cruzado Anterior

TENGO UNA LESIÓN

Accede a la zona afectada para conocer más acerca de tu lesión

Ligamento Cruzado Anterior

¿Qué es?

Situado en la parte media de la rodilla, el ligamento cruzado anterior une la parte posterior interna del cóndilo femoral externo, con la zona intercondílea anterior de la tibia. El ligamento cruzado anterior impide el desplazamiento de la tibia en relación con el fémur y permite una correcta rotación de la rodilla.

Las lesiones de este ligamento consisten en un estiramiento o torsión excesiva que conducen a una ruptura parcial o completa del mismo.

Causas

Las lesiones en el ligamento cruzado anterior pueden ser debidas a traumatismos sobre los laterales de la rodilla en extensiones excesivas, o tras giros y paradas bruscas frecuentes en deportes como el fútbol, baloncesto, esquí, etc...

Síntomas

Los principales síntomas son una sensación de crujido en el momento de la lesión, así como inflamación, dolor y sensación de inestabilidad en la rodilla. Esta sensación puede desaparecer con el tiempo, pero reaparecerá en el momento de retomar actividades que impliquen "giros" o torsiones sobre la rodilla.

Tratamiento

Tratamiento conservador en pacientes con baja demanda funcional:

  • Hielo en fases iniciales.
  • Reposo deportivo inicial para, posteriormente y una vez pasada la fase aguda, realizar actividades y deportes de "no riesgo" como pasear, montar en bicicleta, natación, y en general, deportes que no impliquen giros sobre la rodilla.
  • Rehabilitación y potenciación de los músculos del muslo.
  • Terapia farmacológica como analgésicos y antiinflamatorios en fase aguda.

En el caso de una ruptura con inestabilidad será necesaria la intervención quirúrgica. De no ser así, la articulación se comportará como una estructura excéntrica, degenerando con el tiempo en artrosis e impidiendo la práctica deportiva.

La Unidad de Cirugía Artroscópica, a través de su Unidad de Terapia Biológica es pionera en la aplicación integral de PRGF®-Endoret® en el proceso de recuperación del ligamento cruzado anterior.

Ligamento cruzado anterior y PRGF®-Endoret®

A continuación se recogen los principios básicos de reconstrucción del ligamento cruzado anterior a través de la terapia biológica con PRGF®-Endoret®:

  1. Valoración de la articulación mediante artroscopia.
  2. Limpieza de la articulación y condiloplastia.
  3. Obtención de los injertos autólogos de la pata de ganso o del tendón rotuliano. Si se usan aloinjertos, se preparan previamente.
  4. Se infiltran los injertos con PRGF®-Endoret® y se bañan en un recipiente con PRGF®-Endoret® hasta su implantación.
  5. Realización de los túneles en el hueso donde se implantarán las plastias. Los tacos óseos extraídos al realizar el túnel, se bañarán en PRGF®-Endoret®. Infiltración de los túneles óseos con PRGF®-Endoret® previamente al siguiente paso, como se comenta a continuación.
  6. Colocación de las plastias en los túneles y los tacos óseos para sellar el túnel. Se vuelven a infiltrar las plastias con PRGF®-Endoret®. También se infiltra el resto de la articulación de forma intraarticular.
  7. Establecimiento de un preciso plan de rehabilitación para la producción de estímulos mecánicos que actúen sinérgicamente con la técnica de reconstrucción y el PRGF®-Endoret®.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario. Si continuas navegando consideramos que aceptas estas cookies + info > x