Home > Patologías > Tobillo > Artrosis de Tobillo

Artrosis de Tobillo

TENGO UNA LESIÓN

Accede a la zona afectada para conocer más acerca de tu lesión

Artrosis de Tobillo

¿Qué es?

La artrosis es una enfermedad degenerativa que se caracteriza por el deterioro del cartílago articular y que puede afectar a cualquier articulación del organismo.

Las articulaciones son los puntos del cuerpo donde dos huesos se encuentran. El cartílago es un tejido especializado que se encuentra en las articulaciones y recubre la zona donde conectan los huesos de manera que permite el deslizamiento de los éstos con una fricción mínima entre ellos. En el caso del tobillo se llama articulación tibioastragalina.

Causas

Cualquier suceso que lesione el cartílago puede ocasionar una lesión en la articulación o una artrosis.  Con el tiempo, una pequeña herida en el cartílago se puede hacer mayor y producirse una pérdida de gran cantidad de cartílago o incluso una enfermedad degenerativa de la articulación. Sucesos tales como lesiones traumatológicas, infecciones, inflamaciones, osteonecrosis (hueso muerto) o inestabilidades pueden hacer que el cartílago se deteriore

Síntomas

Los síntomas son dolor en la articulación y rigidez, generalmente después de realizar una actividad.

Tratamiento

La artrosis no tiene cura, pero existen terapias que pueden aliviar los síntomas y retrasar la degeneración:

  • Actividad física adecuada.
  • Control de peso.
  • Terapia farmacológica.
  • Terapia biológica con PRGF®-Endoret®.

Estos tratamientos conservadores pueden retrasar las intervenciones quirúrgicas. La artrosis de tobillo puede estabilizarse y mejorar clínicamente mediante terapia biológica a través de infiltraciones con PRGF®-Endoret®.

PRGF®-Endoret® y artrosis de tobillo

La tecnología PRGF®-Endoret® aplicada en la artrosis de tobillo se realiza de forma ambulatoria en la Unidad de Terapia Biológica. Tras activar el PRGF®-Endoret® líquido, se infiltra el tobillo a través de un abordaje anteromedial en el receso anterior de la articulación tibio-astragalina. El objetivo es evitar que parte de la infiltración se realice dentro de la membrana sinovial. Por ello, la infiltración no debe ser dolorosa.

Entre cada aplicación de PRGF®-Endoret® debe haber un intervalo de siete días, que es el tiempo estimado para la reparación y la remodelación de los procesos celulares en los tejidos.


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario. Si continuas navegando consideramos que aceptas estas cookies + info > x