Home > Información al paciente > Antes de Ingresar

Antes de Ingresar

TENGO UNA LESIÓN

Accede a la zona afectada para conocer más acerca de tu lesión

Antes de Ingresar

Antes de Ingresar

Toda intervención quirúrgica, por sencilla que sea, requiere de una previsión y planificación previa, tanto por parte de los cirujanos como también por parte de los pacientes, e incluso, los familiares de éstos.

Es importante tener en cuenta que el propio ingreso hospitalario, la posterior rehabilitación, las primeras visitas a enfermería y al equipo médico tras la intervención, pueden suponer una alteración en el ritmo cotidiano de vida, pudiendo necesitar de ayuda, por lo que es conveniente prever una serie de detalles.

En la Unidad de Cirugía Artroscópica te damos unas pautas con el fín de hacer tu estancia mas sencilla.         

 

Unos días antes de la intervención

Tendrás una consulta de Preoperatorio tanto con los Anestesistas como con el cirujano, en la que podrás aclarar todas tus dudas en cuanto a los plazos, tipo de anestesia prevista, limitaciones tras la intervención y cualquier otra cosa que necesites conocer sobre la intervención y el postoperatorio.

Así mismo es importante que organices el transporte tanto de ida al hospital como el de vuelta a casa tras el alta. Posiblemente, tras la intervención quirúrgica, tu movilidad se verá reducida, por lo que será conveniente disponer de un trasporte adaptado a las circunstancias. La mayoría de las ocasiones será suficiente con un coche amplio.

En caso de que el médico te haya prescrito algún tratamiento previo a la intervención es muy importante que seas estricto con la medicación. En el momento del ingreso, recuerda comunicar al personal sanitario la administración del mismo.

En algunos casos puede que se te prescriba alguna pauta de ejercicios antes de la intervención.

 

El día anterior a la intervención

Desde la UCA nos pondremos en contacto contigo para recordar la intervención, la hora de ingreso y el resto de detalles importantes.

Recuerda que es importante que traigas ropa cómoda, zapatillas de casa, a ser posible cerradas, así como un neceser con cosas de higiene, para la estancia.

Recuerda que en caso de necesitar muletas, o cualquier otro dispositivo ortopédico para el postoperatorio, deberás traerlas cuando acudas a la clínica. Comenta esto con el cirujano en la consulta del postoperatorio.

La noche anterior a la operación, no comas ni bebas nada después de medianoche. Es necesario que estés al menos entre 6 y 8 horas en ayunas antes de la intervención.

 

La mañana de la intervención

Se recomienda una ducha con jabón antibacteriano la misma mañana de la intervención, incidiendo en la limpieza de la zona de la que vayas a ser intervenido. Dicha ducha, entre otras medidas, ayuda a disminuir la infección en la herida quirúrgica.

Es conveniente vestir ropa cómoda, por ejemplo, un pantalón amplio (de chándal) o incluso corto en caso de que se trate de una intervención de la extremidad inferior. Es preferible que tenga cintura elástica en vez de botones. En caso de que vayan a intervenir de la extremidad superior, recomendamos una camisa que se pueda abrir de arriba hasta abajo, con cuello amplio.

En caso de que tengas que tomar alguna medicación la mañana de la intervención, coméntalo con el anestesista y él te dirá si debes tomarla con un pequeño sorbo de agua o no tomarla.

Organiza el transporte hasta el hospital. Éste está ubicado en el centro de la ciudad y el estacionamiento horario está regulado hasta un máximo de hora y media, pero hay varios parkings cercanos.

No debes olvidar traer toda la documentación para el ingreso: documentación del seguro médico (permisos, volantes, etc.), pruebas preoperatorias-anestésicas, imágenes radiográficas, de escáner y/o resonancias magnéticas (siempre en caso de que no las hayas entregado al médico en la consulta preoperatoria).

Es aconsejable que traigas una mochila para transportar todo lo que necesites y, a la vez, usar muletas o cualquier ortesis de las extremidades superiores.

Durante la estancia podrás disfrutar de Wifi que el hospital pone a disposición de pacientes y familiares, por lo que puedes traer dispositivos electrónicos (tablet, ordenador, etc.) que hagan la estancia más agradable.

Por otro lado, recomendamos dejar en casa las joyas y cualquier otro objeto de valor que no sea necesario durante el ingreso.

 

De camino a quirófano

Durante las horas previas a bajar a quirófano se tomarán las constantes y se canalizará una vía periférica. Así mismo, se rasurará y preparará la zona a intervenir.

El personal de enfermería de la planta de hospitalización del hospital están disponibles para cualquier cosa o duda que tu o tus familiares pudiérais necesitar resolver.

Una vez esté todo preparado en quirófano se te trasladará al Bloque Quirúrgico y se te ubicará en la zona de pre-anestesia donde serás recibido por el personal de enfermería quirúrgica. Antes de entrar al quirófano se comprobará la lateralidad y la articulación a intervenir.

A continuación se te trasladará al propio quirófano donde se practicará la técnica anestésica correspondiente al procedimiento quirúrgico y serás colocado en la posición correcta para la intervención.

Como puedes ver, desde que bajas al quirófano hasta que comienza la intervención, puede pasar bastante tiempo, circunstancia que los acompañantes deben conocer para estimar la duración de todo el procedimiento anestésico-quirúrgico.

 


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario. Si continuas navegando consideramos que aceptas estas cookies + info > x