Home > Patologías > Mano > Rizartrosis

Rizartrosis

TENGO UNA LESIÓN

Accede a la zona afectada para conocer más acerca de tu lesión

Rizartrosis

¿Qué es?

La artrosis es una enfermedad que va causando el deterioro del cartílago articular y que generalmente ocurre en las principales articulaciones.

Las articulaciones son los puntos del cuerpo donde dos huesos se encuentran.  El movimiento de estos huesos en el punto de esa articulación es lo que permite el movimiento del cuerpo.  El cartílago es un tejido que se encuentra en las articulaciones y recubre la zona de los huesos de manera que permite el deslizamiento de los éstos con una fricción mínima entre ellos.

Se conoce como rizartrosis la artrosis de la articulación trapecio-metacarpiana, es decir, la degeneración de la superficie cartilaginosa entre el trapecio y el 1er metacarpiano. La rizartrosis se puede presentar de forma aislada o con artrosis en otras localizaciones.

Causas

Esta patología se da más frecuentemente en mujeres postmenopaúsicas y en trabajadores manuales. En algunos casos la inestabilidad subyacente en una articulación puede contribuir al desgaste de la misma lo mismo que las secuelas de traumatismos previos.

Síntomas

Presentan en la exploración dolor y tumefacción a nivel de la articulación trapecio-metacarpiana, y disminución del espacio entre el 1º y 2º metacarpiano, con dolor que aumenta al hacer la pinza y a la presión local.

Tratamiento

Como tratamiento se aconsejan:

  • Antiinflamatorios no esteroideos
  • Condroprotectores orales
  • Férula de inmovilización del 1er dedo
  • Ejercicios de fisioterapia
  • Infiltración cortico-anestésica
  • Infiltración de PRGF® Endoret®

En caso de no mejoría con dichos tratamientos conservadores, el tratamiento quirúrgico plantearía desde injertos tendinosos, artrodesis, artroplastias de interposición, etc...

PRGF® Endoret® y rizartrosis

La tecnología PRGF®-Endoret® aplicada en la mano se realiza de forma ambulatoria en nuestra Unidad de Terapia Biológica bajo máxima asepsia. La infiltración se realiza con una dosis entre 1 y 2 cc. de PRGF® Endoret® líquido activado. Para comprobar la correcta infiltración articular, ésta se aplicará siempre bajo control radiológico. El tratamiento tendrá carácter semanal y ambulatorio durante 3 semanas consecutivas. La infiltración es dolorosa, aconsejándose crioterapia local post-tratamiento. El intervalo de 7 días entre cada aplicación es el tiempo estimado a partir de procesos celulares en los tejidos en remodelación-reparación.


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario. Si continuas navegando consideramos que aceptas estas cookies + info > x