Home > News >

News

01/12/2014

El calvario del otro Iturraspe

GORKA, EL MENOR DE LOS HERMANOS Y JUGADOR DEL BILBAO ATHLETIC, RECIBE IMPLANTES DE PLASMA PARA CORREGIR SU LESIÓN DE CADERA

BILBAO - “Es un chico fuerte, hasta cabezón. Ha aguantado el dolor hasta decir basta. Incluso, quería seguir jugando hasta el parón navideño”. Ese chico fuerte en el aspecto mental es Gorka Iturraspe, jugador del Bilbao Athletic. Es también el hermano menor de Ander, una de las grandes referencias del primer equipo. Gorka, cinco años más joven que Ander, representa la otra cara de la saga Iturraspe. Para él, estos días vive su particular calvario, al contrario que su hermano mayor, que ha rescatado su mejor versión en los últimos partidos de los leones, que se han lanzado en Liga.

Gorka, a sus 20 años de edad, sufre un nuevo parón en su progresión. Los dolores que padece desde tiempo atrás en su cadera derecha le traen por la calle de la amargura y le han impedido asomarse en su primer año como jugador del Bilbao Athletic, donde solo ha podido participar en 65 minutos, repartidos en sus comparecencias en los tramos finales de los choques ante el Leioa, en Lezama, y en las visitas al Socuéllamos y el Conquense. En todos ellos también tuvo que apretar los dientes, una vez que la lesión que le martiriza no le permite rendir al máximo nivel.

El menor de los Iturraspe, casi un clon físico de su hermano Ander -ambos miden 1,87 metros de altura y oscilan entre los 73 y 74 kilos de peso-, puede perderse lo que resta de temporada con el equipo de Cuco Ziganda, que ocupa ya el segundo puesto de su grupo en Segunda División B, en función de cómo evolucione el tratamiento al que está sometido desde hace dos semanas bajo la supervisión del reputado traumatólogo gasteiztarra Mikel Sánchez.

SESIONES DE PLASMA La insistencia del dolor ha llevado al equipo médico del Athletic a tomar medidas directas. El proceso conservador ha dado paso a una nueva etapa en el tratamiento. En este sentido, Gorka Iturraspe, que el curso pasado completó una muy buena temporada en el Basconia con el que disputó 37 de los 38 partidos de Liga, ha recibido ya dos sesiones de implante de plasma rico en plaquetas en la zona dañada a la espera de una tercera que culmine esta primera fase, que le tendrá en el dique seco durante un periodo aproximado de poco más de dos meses.

El menor de la saga Iturraspe “ha resistido por su fortaleza interior”, explican en Lezama, donde desvelan que el también centrocampista, aunque una pizca más ofensivo que su hermano Ander, se probó en los dos partidos que el conjunto rojiblanco ha recorrido en la novedosa U21 Premier League en Londres, frente al West Ham y el PSV Eindhoven. En ambos no pudo completar los noventa minutos y los dolores continuaban con su tiranía, con lo que las partes implicadas -entrenador, jugador y médicos- decidieron que el de Matiena parase.

Gorka deberá descansar hasta principios o mediados de febrero, donde se evaluará el resultado que produzca esta herramienta terapéutica indicada para corregir la osteonecrosis de cadera, con la finalidad de evitar la cirugía artroscópica, la medida más traumática -a la que fue sometido en la misma zona el pasado verano el jugador del juvenil Ander Dulce, que ya ha vuelto a entrenar- y que le obligaría a permanecer otros cuatro meses más inactivo, con lo que diría adiós a la presente temporada.

“Es un chaval duro y seguro que lo supera”, insisten en Lezama, adonde llegó Gorka Iturraspe en categoría alevín. “Lleva algunos años con molestias, que le dejaron sin jugar incluso durante algunos tramos de su último curso en el juvenil”, en el que se recuperó a tiempo para llegar a la recta final con la guinda de la disputa de la final de Copa en Vera ante el Real Madrid. La campaña anterior volvió a sonreír con su protagonismo en el Basconia, pero en la actual le azota un nuevo calvario que “le tiene que curtir como futbolista y persona”, concluyen en la factoría rojiblanca, donde también se pone el acento en el caso de Jon Iru, su compañero en el Bilbao Athletic, que el pasado julio sufrió una gravísima lesión, rotura completa del ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda.


We use own and third-party cookies to improve your user experience with us. If you continue to use this site we will asume that you are accepting this + info > x